Como se produce el Poliuretano?
Impermeabilización
Impermeabilizacion con Poliuretano

Como se produce la espuma rígida de poliuretano

La espuma rígida de poliuretano se obtiene cuando dos productos químicos -un disocianato y un poliol- se mezclan en presencia de catalizadores y activadores adecuados. En la aplicación de espuma rígida por proyección la mezcla tiene lugar en una reducida cámara situada en la pistola proyectora. Desde cada uno de los bidones de los componentes, estos son impulsados por medio de bombas hasta la cámara mezcladora de la pistola.

Una vez mezclados los componentes, el calor liberado durante la reacción se emplea para vaporizar el agente de expansión, que es el causante de la transformación de la mezcla en espuma con un volumen aproximado de 30 veces el volumen de los componentes en estado líquido. La densidad normal de la espuma es de 35 kg. /m3 en virtud de la baja conductividad térmica del gas ocluido en las celdas de la espuma, proporciona un excelente grado de aislamiento térmico, así como también una capa impermeable.


Un recubrimiento continuo y sin juntas

El uso de la espuma rígida de poliuretano aplicada por proyección es una forma muy eficaz de conseguir un adecuado aislamiento térmico así como también un sellado del sustrato.

Este método versátil se aplica a los edificios, tanques, conducciones, naves industriales, y/o sellado. Siendo adecuado tanto como para obras nuevas como para trabajos de reparación. Debe aplicarse un recubrimiento o protección sobre la capa de espuma.

La espuma aplicada por proyección se adhiere directamente al substrato y forma un recubrimiento continuo y sin juntas, ofrece la ventaja adicional frente al sellado de fisuras y pequeños resquicios y asegura un hermético sellado de las construcciones.

La espuma se adhiere a cualquier superficie limpia y seca, sea cualquiera la forma de la superficie y se mantiene firme sobre el substrato, conserva intacta su característica de aislamiento, el substrato precisa de una preparación antes que la espuma sea aplicada. Esto implica la retirada de material no adherido y cualquier presencia de aceite, disolvente o polvos que pueda afectar la adherencia.